Primeras impresiones: Una chica molesta, un viaje inesperado y una situación aterradora

0
41

El cómic japonés, mejor conocido como manga, es para muchos el líder indiscutible en cuanto a crecimiento de consumo por lectores, y su oferta parece infinita, tanto es así que un no iniciado tal vez no sabría por dónde comenzar. Por suerte, a diferencia del cómic americano, es algo más sencilla: ¡Pues por el principio! Estas son algunas breves  reseñas de los primeros tomos de algunas historias del cómic japonés que pueden ser de interés.

 

 

Don’t Toy with Me, Miss Nagatoro/ No me J***s, Nagatoro

Naoto es un estudiante de secundaria muy tímido, al que le cuesta entablar amistades con los demás. Pasa la mayoría del tiempo solo y trabajando en crear su propia historieta, con sueños de convertirse en un creador de manga profesional. Su dinámica cambia abruptamente cuando conoce a Hayase Nagatoro, una chica de grado menor que él que comienza a molestarlo un día y convierte esto en una dinámica regular.

 

Este primer volumen, del creador conocido como Nanashi, establece la dinámica de los dos personajes, en una relación que se presenta como altamente incómoda para Naoto, pero que por su falta de inteligencia emocional para relacionarse con las personas le resulta pasable. Es una mirada peculiar a las dificultades de conexión entre las personas, y que terminan transmitiendo sus sentimientos de maneras que no son completamente bien interpretadas por los otros.

Lo interesante, como en otros trabajos con temas similares, es cómo el autor resuelve las diferentes motivaciones de los personajes y cómo funcionan dentro de su mundo.

 

I Stand on a Million Lives/ Estoy Parado Sobre Un Millón de Vidas

La vida de unos estudiantes de secundaria es alterada cada vez que de manera aleatoria son invocados a un mundo de fantasía donde tienen que completar misiones específicas para un moderador desconocido.

 

El tema de la búsqueda fantástica ha sido recientemente abordado hasta el aburrimiento en trabajos como Sword Art Online o Goblin Slayer, por lo que inicialmente no me motivaba a leer este tomo. Para mi sorpresa, la dinámica de los personajes fue suficientemente interesante para seguir leyendo. Me gustó el enfoque de la forma de resolución de las misiones,  se tomaba el tiempo de que los personajes estudiaran la situación y encontraran la mejor solución posible, de acuerdo con las herramientas con las que cuentan.

 

El arte de Akinari Nao presenta criaturas interesantes y buenos desplegados cuando se precisa y tiene un estilo visual más fino y menos de espectáculo de acción que requiere el enfoque de la historia que quiere contar el guionista: Naoki Yamakawa. 

Dragon Head

Cuando un accidente de tren ocurre, tres estudiantes de secundaria quedan atrapados dentro de un túnel en Japón, mientras enfrentan una horrible ola de calor que aumenta junto con la desconfianza que tienen el uno del otro y la realidad de que quizás no salgan vivos.

 

Este es el manga “más antiguo” de los tres, del autor es Minetaro Mochizuki, y fue publicado entre 1994 y 2000.  Es una serie completa que para su premisa parece extensa (recopilada en 10 volúmenes), fue ganadora en 1997 del premio al Manga de Kodansha y en 2000 del galardón Tezuka Osamu.

 

Este primer tomo arranca casi de inmediato con la catástrofe, presentando el accidente y su impacto en la mente del protagonista, que luego del shock inicial, pasa a la ansiedad al encontrarse encerrado, con recursos limitados y una temperatura ascendente, todo esto acompañado por el arte de Mochizuki, que utiliza hábilmente el color negro para resaltar no solo la oscuridad, sino también la sensación de claustrofobia y aislamiento.

 

La narrativa no se limita al encierro. Algunos flashbacks nos ayudan a conocer un poco más a los sobrevivientes, un recurso funcional para entender a los personajes más allá de la situación en la que se encuentran en el presente de la historia. Dragon head presenta un primer tomo que utiliza todos sus elementos a favor para que quieras leer más si te interesan narrativas de suspenso y horror psicológico.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí