Trece años de buena suerte

Loco Rabia es una joven empresa editora Argentina, creada por el guionista Alejandro Farias y el dibujante Marcos Vergara, que lleva al papel la producción de autores de historietas contemporáneos, consagrados e independientes.

1
439

Loco Rabia nació en 2008, de la mano de Alejandro Farias y Marcos Vergara, actuales directores y editores de la casa, junto a Ernesto Parrilla. El primer libro fue “Traición”, una antología en la que participaron historietistas amigos, presentado oficialmente el 6 de septiembre de ese año. Con el paso de los años (y de los libros) se fue forjando como una editorial con importante presencia en la nueva realidad de la historieta argentina, sumando artistas nóveles y consagrados, tanto del país como extranjeros.

Hoy, trece años después, el catálogo supera los ciento treinta títulos, sumando novelas gráficas, antologías, libros de humor gráfico, ilustración e incluso, en menor medida, de poesía y narrativa, a través de su colección Renglones. Es una satisfacción enorme ver en el catálogo nombres como los de Carlos Trillo, Alberto Breccia, Quique Alcatena, Alberto Saichann, Enrique Breccia, Domingo Mandrafina, Carlos Vogt, Ricardo Ferrari, Oscar Capristo, Eduardo Mazzitelli, Luis Scafati, Horacio Lalia o Juan Bobillo, entre otros grandes artistas que ha dado el país (o adoptado, como en el caso de Alberto Breccia).

Pero también lo es el hecho de haber tenido el placer de editar a autores de nuevas generaciones, como Jok, Carlos Aon, Ernán Cirianni, Max Aguirre, Maco, Rodolfo Santullo, Matías Bergara, Diego Agrimbau, Dante Ginevra, Adrián Montini, Alberto Abeliza, Federico Baert, Caio Di Lorenzo, Berliac, Darío Brabo, Diego Aballay, Erica Villar, Fabián Mezquita, Fernando Baldó, Frank Arbelo, Hurón, Jorge Quien, Leo Sandler, Karlo Lottersberger, Keki Unpuntito, Leo Gauna, Matías San Juan, Muriel Frega, Natalia Medrano, Otto Zaiser,

Pablo Vigo, Rodrigo Terranova, Segundo Moyano, César Carrizo, Thomas Dassance, Nahuel Sagárnaga, Nicolás Peruzzo, Gabriel Serra, Juan Caminador, Aleta Vidal, Mariana Salinas, Telémaco, Pedro Mancini, Lauri Fernández, Antonio Acevedo, Javi Hildebrandt, Fer Calvi, Lubrio o Tomás Gimbernat, entre otros tantos, además de los propios Alejandro Farias y Marcos Vergara.

Sin olvidarnos de mencionar que hemos podido publicar en Argentina obras de los españoles Abel Alves, Linhart, Cornellá y Alberto Taracido, del increíble autor suizo Thomas Ott, Andrezzinho de Colombia, Brebre de Brasil, Danijel Zezelj de Croacia, los franceses Tehém y Nicolás De Crecy, el italiano Sergio Ponchione, además de varios uruguayos, varios ya mencionados, que son parte de la familia Locorrabiense.

Algo que se ha mostrado invariable a lo largo de estos años, es la premisa que nos acompaña: “Entendiendo la escritura, el dibujo y la lectura como instrumentos que permiten el libre ejercicio del pensamiento y la imaginación, nuestra misión es ser gestores culturales del género. Propiciar un espacio abierto al talento de los artistas tanto del mercado local como internacional y convertirlo en producciones significativas y de calidad editorial”.

Más de 130 libros editados en 13 años de vida.

Etapa pandémica

La pandemia fue un desafío. Porque el plan editorial estaba trazado, habíamos lanzado recientemente un programa de televisión propio – en el que no solo hablábamos de nuestros libros o autores, sino que dábamos a conocer el panorama editorial nacional amén de entrevistar a figuras del medio – y estábamos preparando fuerte la temporada de eventos. Y como muchos otros, hubo que reinventarse. Resignamos las ferias, reprogramamos el plan editorial, y aprovechamos el tiempo de encierro para activar un anhelo siempre postergado que era la edición de varios títulos en ebook.

Pudimos superar el 2020 y estamos terminando de transitar un 2021 que devolvió algunas cosas que el año anterior había quitado. Y quedamos conformes con la cantidad de libros publicados. No es fácil desde un lugar autogestionado poder sobrellevar una situación así. Hemos visto cómo algunas editoriales no pudieron sacar títulos y otras directamente descontinuaron su andar.

Tras más de un año y medio de espera, volvieron las ferias y el reencuentro con la gente.

Desafíos

Claro que más allá de la editorial, hay otros desafíos. Loco Rabia es socia en el emprendimiento “Fábrica de Historietas”, una local de venta de comics orientado principalmente a la historieta argentina, y también uno de los impulsores de CHE Distribución, un colectivo de editoriales independientes de historietas que surgió en plena pandemia con el fin de mejorar un rubro en el que había muchas fallas: la distribución. De esta manera se administra un solo catálogo de casi cuarenta casas editoras que es ofrecido a comiquerías y librerías de todo el país. A esto se añaden webcómics gratuitos: desde hace varios años tenemos un espacio de historietas gratuitas de renovación diaria en Behance. Muchas de esas historias han terminado en libro.

Son trece años de crecimiento continuo, de expandir los horizontes y de mejorar cada día lo que podemos ofrecer a los lectores, porque compartimos su pasión por los libros, las historietas, el reconocimiento de la calidad y esfuerzo que hay detrás de cada publicación. Por eso tratamos de llegar a ellos de la mejor forma a través de varios canales de comunicación y de permitir que ese objeto de valor que es el libro, esté al alcance de sus posibilidades, con ediciones cuidadas y asequibles al bolsillo. En Loco Rabia, trabajamos para que la historieta siga viva y la llama nunca se apague.

1 COMENTARIO

  1. Gracias por compartir información sobre esta iniciativas de editoriales latinoamericanas.Tenemos bastante material disponible de vecinos de habla hispana que por no ser catapultado por series, películas o animados puedes perderse de nuestro radar, como una de las grandes historias hechas exclusivamente para el formato de cómic.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí